martes, 7 de junio de 2011

IMPORTANCIA DEL AGUA



EN LA CÉLULA

La unidad fundamental de toda forma de vida es la célula, y el componente principal de toda célula es el agua. Por consiguiente, el agua es el componente esencial de la vida.
Nuestro cuerpo está formado por 70 billones de células. De ahí la importancia del agua no sólo para nuestra salud sino para nuestra misma supervivencia, porque es la vida para esos 70 millones de millones de unidades que constituyen nuestro organismo.
Se comprende, así, que ante carencias más o menos significativas de agua, la célula no funciones adecuadamente y nuestro cuerpo se deteriore. Pero aunque no falte de un modo evidente, de manera que para nuestros sentidos su carencia sea imperceptible y no nos percatemos de que no estamos suministrados en cantidad suficiente a nuestras células el líquido de la vida, de todos modos sufren y envejecen prematuramente.
Ese suministro que con mucha frecuencia falta, proviene de una fuente principal: el agua que bebemos diariamente. Regalemos a nuestras células flores de agua, generosamente, en abundancia. Se trata de flores que ellas aman y que las mantienen vivas, lozanas y felices. Un sorbo de ese par ellas como un pétalo; un litro de agua, o más, es como el ramo hermoso y vital que espera y necesitan; un regalo que debe ser constante, diario e invariable.
Debemos beber agua con amor y por amor a nuestro cuerpo; considerarla tan bella y gratificante como una rosa para nuestras células.     

EN LOS SERES HUMANOS

El agua y el paisaje: El agua está en muchos lugares: En las nubes; en los ríos, en la nieve y en el mar. También está donde no la podemos ver, como en el aire mismo, en nuestro cuerpo, en los alimentos y bajo la tierra. Además, el agua cambia de un lugar a otro.El agua es necesaria para la vida del hombre, los animales y las plantas. Es parte importante de la riqueza de un país; por eso debemos aprender a no desperdiciarla.[Image]Todos sabemos que el agua es indispensable para la vida y que si dejáramos de tomarla moriríamos en pocos días.Un 75% de nuestro cuerpo está constituido por agua; encontramos agua en la sangre, en la saliva, en el interior de nuestras células, entre cada uno de nuestros órganos, en nuestros tejidos e incluso, en los huesos.Además de agua para beber, nosotros los seres humanos utilizamos agua en casi todas nuestras acciones, es decir, la requerimos para preparar alimentos, lavar ropa o trastes, aseo personal, riego de cultivos, cría de animales, fabricación de productos, producción de energía, etc.
[Image]Como sabemos, el agua es un líquido incoloro, insípido e inodoro; es decir, no tiene color, sabor ni olor cuando se encuentra en su mayor grado de pureza. Es un elemento vital ya que sin ella no sería posible la vida de los seres vivos (animales o plantas).Se llama agua potable a la que se puede beber y aguas minerales a las que brotan generalmente de manantiales y son consideradas medicinales para ciertos padecimientos. Las aguas duras se caracterizan porque, si se hierven, dejan en el fondo del recipiente un residuo calcáreo; no sirven para beberlas y como no producen espuma con el jabón tampoco sirven para lavar.El agua potable es indispensable para la vida del hombre, pero escasea en la medida que la población aumenta y porque lamentablemente es desperdiciada por personas ignorantes y carentes del sentido de responsabilidad y solidaridad humana. Después del aire, el agua es el elemento más indispensable para la existencia del hombre. Por eso es preocupante que su obtención y conservación se esté convirtiendo en un problema crucial; por ello debemos empezar a actuar.Traer agua a la ciudad es muy difícil y muy costoso; casi toda la que consumimos proviene de sitios muy lejanos. En el caso de nuestra región el agua se transporta desde el Río Colorado, cerca de Mexicali.En todas las actividades humanas el agua está presente: en la ciudad se utiliza para la alimentación, la higiene, el riego de parques, bosques y jardines, y para fines industriales.El agua ha sido importante en nuestro planeta desde que se inició la vida, reflejándose en la historia. En nuestro país, antes de que llegaran los Españoles los indígenas adoraban a Tlaloc y Chac, dioses viejos, dioses de la lluvia; indispensables para que el agua no faltara.[Image]Los nahuas creían que los niños eran un regalo de los dioses y que antes de ser niños, nadaban en el agua en forma de pececitos de jade.Los antiguos griegos consideraban que el agua era uno de los cuatro elementos básicos del universo. Esta creencia viajó por todo el mundo durante siglos sin perder fuerza; hoy, los científicos afirman que el agua existió desde la formación de la Tierra y que en los océanos se originó la vida.El agua siempre ha estado presente: en mitos o leyendas, en una cascada, para la limpieza, para calmar la sed o como medio de transporte. Pero, más que ser famosa, el agua es una “estrella” de actualidad porque ahora se saben más detalles del agua que son vitales para que nuestro planeta siga funcionando, por ejemplo: [Image][Image][Image][Image]Regula el clima de la Tierra conservando temperaturas adecuadas;
Su gran fuerza genera energía;
 El agua de la lluvia limpia la atmósfera que está sucia por los contaminantes;
Y algo más: en los poblados y ciudades el agua se lleva los desechos de las casas e industrias. Todo eso hace que el agua sea un elemento insustituible y muy valioso que debemos cuidar.


                                                
EN LAS PLANTAS
El agua es un disolvente para muchas sustancias tales como sales inorgánicas, azúcares y aniones orgánicos y constituye un medio en el cual tienen lugar todas las reacciones bioquímicas. El agua, en su forma líquida, permite la difusión y el flujo masivo de solutos y, por esta razón, es esencial para el transporte y distribución de nutrientes y metabolitos en toda la planta. También es importante el agua en las vacuolas de las células vegetales, ya que ejerce presión sobre el protoplasma y pared celular, manteniendo así la turgencia en hojas, raíces y otros órganos de la planta.
La circulación del agua en los vegetales cumple la función de transportar nutrientes y otras sustancias, se realiza de un modo peculiar diferente al de los animales.
El agua circula a través de las plantas, desde la raíz hacia las hojas por los vasos leñosos. Es absorbida por la raíz, a nivel de los pelos radiculares haciendo así que las plantas se nutran y su degradación fisiológica se demore más en el tiempo mientras que no la tenga.
Procesos por los que se desplaza el agua.
El agua se mueve en el interior de la planta siguiendo las diferencias de potencial hídrico. El potencial hídrico consta de varios componentes:
  • Potencial Hídrico = Potencial osmótico + Potencial de Presión + Potencial matricial + Potencial gravitacional
  • Potencial Osmótico: está relacionado con la osmolaridad de la disolución acuosa. Depende de los osmolitos disueltos en el agua.
  • Potencial de Presión: es el relacionado con la presión que ejercen las paredes celulares vegetales contra la célula. Es máximo cuando alcanza la máxima turgencia y mínimo cuando alcanza el valor de plasmólisis incipiente.
  • Potencial matricial: está relacionado con la absorción por capilaridad del agua.
  • Potencial gravitacional: es aquel relacionado con la fuerza de gravedad.
Así el agua viaja desde las zonas con mayor potencial hídrico hacia las zonas con menores potenciales. Una planta en un suelo óptimo (potencial hídrico cercano a 0 kPa) absorbe agua por las raíces, está viaja por el xilema, hasta llegar a las hojas donde se evapora y pasa a la atmósfera, la cual tiene un potencial hídrico realmente bajo (del orden de decenas de kPa negativo). Este proceso se llama transpiración. Así la mayoría del agua absorbida por la planta es evaporada en las hojas. Estas fuerzas de evaporación de la vida de todos crean una tensión negativa que es la que "tira" del agua hacia las ramas superiores ya que el proceso de capilaridad no es suficiente para llevar el agua a varios metros de altura. Por último existe otra fuerza que hace subir el agua por el xilema de la planta, es una presión positiva ejercida por la raíz que absorbe agua activamente (gracias a la absorción de osmolitos).

EN LOS ANIMALES



El agua es vida para todas las especies del planeta y es el nutriente simple más importante para la supervivencia. Aunque parece obvio que todos los animales necesitan de este elemento para su vida, sin embargo en la práctica existen muchos perros y muchos más gatos que no reciben los suministros diarios mínimos requeridos. No es extraño haber oído decir a algún propietario de gatos, sobre todo, que éstos no toman agua. Nada más errado y dañino para el minino en cuestión. El agua ayuda a regular la temperatura, factor de gran importancia en animales que no sudan como los gatos o los perros, a digerir sus alimentos, a eliminar los desechos, a lubrificar sus tejidos, etc.
El origen de la vida fue en el agua, y dentro del mar como seres anaerobios ya que en principio no había aire respirable. Aún cuando se vive fuera de ella, todos consumimos agua a diario, sin detenernos a pensar en la importancia que tiene para nuestro organismo, y también para el de nuestros compañeros, los animales. Nada menos que el 80% del peso de los cachorros jóvenes, es agua. Sin embargo, muchos animales no siempre tienen su bebedero lleno de agua fresca y limpia y a veces ni siquiera un bebedero, por lo cual a veces al acercarse sedientos, se encuentran con la desagradable sorpresa de que está vacío, o se queman los bigotes con un agua recalentada por el sol durante todo el día. Si el animal tiene mucha sed, no le quedará más remedio que bebérsela, pero no será nada extraño que la ignore y busque el líquido vital por cualquier rincón y la encuentre en macetas, charcos, o estanques, es decir, en lugares donde con toda seguridad estarán presentes gérmenes y bacterias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada